Homeopatía como tratamiento contra la artrosis

La homeopatía como tratamiento contra la artrosis

Uno de cada tres españoles ha recurrido alguna vez a la homeopatía. Esta ciencia, cuando es ejercida por un especialista, ofrece múltiples beneficios, sobre todo en el caso del tratamiento de la artrosis.

Mediante medicamentos de venta exclusiva en farmacia, el tratamiento homeopático de la artrosis, consigue hacer desaparecer el dolor sin efectos secundarios. Se trata de una enfermedad degenerativa, consistente en el desgaste del cartílago y del hueso de la articulación, que afecta a más del 15% de la población española. Hoy es la dolencia reumática más frecuente, sobre todo en personas de edad avanzada.

Homeopatía
Si bien la primera fase de la artrosis cursa sin dolor, este aparece de forma gradual y es casi permanente. Se agrava con los cambios de temperatura y puede ir acompañado de hormigueo, quemazón, crujidos, rigidez y espasmos musculares. Por eso, ante los primeros síntomas, es importante acudir a un homeópata para un diagnóstico acertado y así buscar el tratamiento homeopático para la artrosis acorde a cada persona. Este dependerá de la causa de la enfermedad y de la aparición de sus síntomas: si las molestias aumentan con el frío o cuando llueve, si son más acusadas tras una actividad física intensa o si se calman al estirar las piernas o al caminar.

El especialista en homeopatía determinará un tratamiento homeopático para tratar la artrosis con medicamentos como Rhus Toxicodendron, Bryonia, Dulcamara, Rhododendron, Belladona o Pulsatilla, entre otros. Con estas soluciones naturales -sin efectos secundarios- se puede reducir o incluso detener el deterioro del cartílago, así como la inflamación y el dolor.

Frente a ellas, los medicamentos como antiinflamatorios, cortisona y analgésicos químicos paralizan el dolor, pero el cartílago sigue desgastándose y, por ello, son solo eficaces a corto plazo. Además, en ocasiones surgen graves efectos secundarios que se podrían evitar con el seguimiento de un tratamiento homeopático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *