Pequeñas mejoras que ayudan a vender tu piso o propiedad inmobiliaria

Muchas personas tienen la necesidad de vender una propiedad pero no saben cómo hacerlo y no tienen en cuenta que realizando algunas mejoras que no representan una gran gasto pueden verlo recompensado con creces en el precio final del inmueble y vendiendo la propiedad más rápido.

A continuación vamos a exponer una serie de consejos de una inmobiliaria de Mallorca para aportar mejoras a la propiedady así conseguir venderla con rapidez y una mayor rentabilidad.

Elementos a tener en cuenta

En primer lugar, antes del trámite, es necesario tener en cuenta que la venta de un inmueble es un proceso difícil, con muchas gestiones de las que hacerse cargo, por lo que en muchos casos lo mejor es dejarlo en manos de agencias inmobiliarias profesionales, que si bien se van a quedar una parte de la venta, seguro van a proporcionar una infraestructura de márquetin y conocimiento en el sector que hará rentable su contratación. Además debemos tener en cuenta gastos adicionales como los gastos de plusvalía, que son la diferencia de valor que ha adquirido el terreno y que hay que abonar.

Mejoras en cocina

Para no tener sorpresas inesperadas, es preciso asegurarse de que toda la burocracia esté controlada. El futuro comprador podría querer consultar esta documentación y si no está en regla se puede perder la venta o verse retrasada.

El valor de una vivienda se puede incrementar con unos simples cambios

Aumentar el valor de una propiedad es posible solo realizando unos pequeños cambios en ella, además de acelerar el proceso de venta.

La percepción por parte del posible comprador de estar ante inmueble de calidad hará que valore mucho más la propiedad y no quiera, por eso es vital hacer ciertas reformas antes de poner la vivienda a la venta

 

Para incrementar su valor no es necesario invertir una gran cantidad de dinero, se pueden realizar simples arreglos a bajo costo, lo que cambiará positivamente la primera impresión que va ha experimentar el posible comprador forma inmediata.

Primero, hay que pintar la casa o piso. Lo más recomendable es que usar colores claros en el interior, para que tenga más luz. Para el exterior, sin embargo, lo más adecuado es usar colores cálidos. Otro detalle que puede ayudar son las pequeñas mejoras en la propiedad y reparaciones, el mantenimiento en general: cambiar interruptores o cerraduras, reparar grietas que haya en la pared, goteras, etc. Cualquier imperfección que haya puede impedir la venta, es importante tener un especial cuidado se zonas como la concina y los baños, cambiar las cortinas si hace falta y cuidar los espacios exteriores como la entrada, el jardín o la piscina, tenga en cuenta que la vista dela entrada o del jardín puede ser la primera impresión que obtenga el potencial cliente al visitar su inmueble

Instalar elementos que permitan el ahorro de los nuevos inquilinos, limpiar profundamente todos los rincones de la propiedad y dar un cambio al aspecto de la casa son pequeñas modificaciones a tener en cuenta. Poner en práctica todas estas mejoras en la propiedad hará que su valor se incremente y se reduzca el tiempo de espera para la venta.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *