El mundo online

Dicen que la información está en línea o online, entonces, cuando está utilizable por medio de Internet. Por ejemplo: “La profesora ha dicho que iba a difundir en línea los resultados de los exámenes”, “La afirmación del ministro en este momento se encuentra en línea en distintos portales”, “Este juego en línea es adictivo: hace cinco horas que estoy frente a la pantalla”.

Una persona que está en línea, por otra sección, es aquella que puede ser contactada por medio de la Web o que está construyendo alguna labor virtual: “En estos instantes estoy en línea, algún cosa envíame un correo electrónico”, “Te llamo en cinco minutos porque estoy comentando en línea con un cliente de Estados Unidos”, “Cuando me mires en línea, envíame las fotografías de la fiesta del barco”. De esto viene que, entre otras cosas, algunas comunidades permitan comprender en todo instante si los amigos que tiene un individuo están en línea o no.

Así, si los dos lo están van a poder llegar a canjear impresiones tanto de manera pública como por medio de chats privados. De igual modo hay una aplicación para teléfonos móviles que se convirtió en un instrumento de comunicación escencial para bastantes. Hablamos de WhatsApp, y aquella tiene dentro debajo del nombre de nuestro contacto si está online o no.

Así, si lo está entenderemos que tenemos la posibilidad de comentar con él de forma directa e instantánea. Esto nos transporta a entablar además la estrecha relación, en relación a que son completamente opuestos, que este término que nos ocupa mantiene con otro. Precisamente lo tiene con off line, que viene a traducirse como “fuera de línea”, oséa, nos sugiere que alguien no está conectado a una red concreta en ese instante preciso.

Del mismo modo, el apogeo de Internet ha propiciado que surjan otra serie de conceptos que hacen uso del término en línea. De esta forma, entre otras cosas, tendríamos que comentar de lo que se conoce como web de ventas en línea que es aquella web que pone a la venta una serie concreta de productos y que facilita que quienes de esta forma lo deseen logren adquirir esos de manera directa desde su gadget móvil. Así, seleccionan los artículos que quieren, introducen sus datos bancarios donde se les cobrará la factura y establecen la dirección postal a la que desean que les llegue su adquisición. En un sentido más técnico, usado en el área de las telecomunicaciones, un gadget en línea es aquel que está asociado a un sistema más importante controlado directo. Esto significa que el gadget está utilizable para el sistema sin la obligación de la participación humana. El criterio de estar línea además se usa más allá de la informática y las telecomunicaciones para denominar a la persona que tiene buen estado físico o una fachada agraciada: “Tengo que llevar a cabo ejercicios para ponerme en línea”, “Hace dos meses que sigo esta dieta y todavía no estoy en línea”. En estas situaciones, la palabra en línea como sinónimo de estar online no es recurrente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *