Manipulación de la información – covid-19 – sars-cov-2

Me sorprende cómo los medios de comunicación dan a todas horas datos muy precisos sobre cuantas personas están infectadas por un virus en el mundo. Esos datos que dan, en manos de personas no formadas en absoluto en ciencias, pueden parecer ciertos, pero sin embargo en manos de personas con una mínima formación científica, en matemáticas, en estadística… se ve claramente que tienen como única misión manipular la opinión pública y simular una situación irreal de constante alarma para justificar lo que nos están haciendo. Se habla de personas totales contagiadas con una precisión pasmosa, cuando en realidad solo se conoce el número de personas a las que les ha dado positivo un test cuya probabilidad de ser erróneo es muy grande, y por tanto ese número de positivos depende directamente del número de test que se hagan, y de la precisión del propio test. Si dicen que en agosto ha habido más contagios que en abril porque en abril hicieron 1000 test y salieron 600 positivos, y en agosto se hicieron 100.000 test y han salido 700 positivos, no están comparando cosas similares. No son datos comparables. Ya nos decían en la escuela que no se pueden sumar peras con manzanas si queremos saber cuántas ciruelas hay en la cesta. Habría sido mucho más lógico hablar de ingresos en las UCIs o de defunciones ya que, aunque también han manipulado los datos asignando a esta enfermedad muchas muertes debidas a otras (al menos esa impresión nos queda a mucha gente), serían datos mucho más cercanos a la realidad, al no depender de cuántos test se hagan. Sin embargo, esos datos se han ocultado en los medios porque mucha gente habría dejado de estar tan alarmada.

Las medidas que nos han obligado a tomar para parar la epidemia no parecen muy acertadas. En cuanto se habló de obligar a llevar mascarilla, muchas personas predijimos que sería una medida que traería más problemas que los que iba a quitar. Ya lo dicen cada vez más médicos, que efectivamente el llevar la mascarilla puede provocar muchos problemas de salud. También puede provocar que nos hagamos mucho menos inmunes a muchísimas enfermedades. Están minando la salud de la sociedad, y si seguimos así seremos una sociedad cada vez más débil en todos los sentidos.

Cuando todo esto empezó, y viendo la «información» que nos llegaba, estaba claro que esa información escondía algo oscuro. Quienes no tenemos acceso a una información veraz (casi todo el mundo), aún seguimos sin saber exactamente en qué consistía la maniobra de ocultación, ni qué fue planeado o qué sucedió inesperadamente. Coincidieron una serie de acontecimientos entre los que se encuentran una misteriosa nueva enfermedad de la que no se sabe nada, y al mismo tiempo se saben demasiadas cosas como para que sean creíbles (de hecho muchas han resultado ser falsas, como las armas de destrucción masiva de cierto país), y que tratan de justificar un confinamiento masivo de la población mundial, seguido de una instalación masiva de una red de comunicaciones 5G de la que no se ha hablado nada cuando hay mucha gente que piensa que puede ser peligrosa, y de la quiebra de miles y miles de empresas en todo el mundo, principalmente pequeñas y medianas que seguramente serán reemplazadas o absorbidas por otras empresas mucho más grandes, …

Mucha gente se está beneficiando mucho con esta situación (una pequeña minoría del total). Los medios y los políticos están haciendo cosas muy extrañas para justificar lo injustificable. La pregunta es: ¿Quién se está beneficiando más de todo esto? ¿Qué pretenden conseguir? ¿Tener más posesiones aún que las que ya tienen? ¿Tener más poder? ¿Destruir el mundo o a la humanidad? ¿Hay una mano oculta que nos está pisando y apretando la tuerca al máximo para ver hasta dónde aguantamos, con la intención de que por fin despertemos, nos revelemos, y convirtamos el mundo en algo que merezca la pena?

Por favor, observad lo que pasa, pero con una mirada crítica. No basta con escuchar lo que nos dicen y creerlo sin dudar. Hay que comprobar, observar, buscar la verdad que se esconde detrás de las cosas.

Esta entrada fue publicada en gripe A nueva pandemia engaño, Mirando a nuestro alrededor, Para pensar, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.