Lakua y Zabalgana tendrán composteras comunitarias

El Ayuntamiento no ha especificado todavía dónde se ubicarán las composteras

Lakua y Zabalgana contarán con nuevos puntos de compostaje comunitario. Tras el proyecto piloto de Salburua, estos barrios tendrán varias zonas de compostaje aunque se desconocen todavía las ubicaciones. El Ayuntamiento determinará con familias y asociaciones de vecinos dónde se ubicarán estas zonas de reciclaje. Hasta el momento, 51 familias de Lakua y 63 de Zabalgana han mostrado su interés en el compostaje comunitario.

El punto de compostaje comunitario de Salburua ha sido utilizado de manera habitual por 21 familias y de forma no tan regular por otras 24 familias. Y es que, para que el proyecto de compostaje sea efectivo, es necesario «como mínimo 20 familias aportando residuo orgánico de forma constante«. A estas iniciativas se unen los 109 hogares que tienen composteras individuales y los 10 grandes productores de compost.

Ante el aumento de estas prácticas en las familias, el Ayuntamiento creó la campaña «Compostar me gusta» para impulsar el compostaje doméstico y comunitario. Respecto al compostaje comunitario, la propuesta fue instalar cinco zonas de compostaje en la vía pública. Esta iniciativa comenzó en septiembre de 2020 y ya recibió más de 500 peticiones antes de ponerse en marcha.

Compostaje comunitario

Este sistema de reciclaje existe ya en otras ciudades. Obliga, eso sí, a ser escrupuloso con lo que se tira. Por ello de momento las composteras estarán cerradas y los usuarios tendrán una tarjeta para su uso.

Las compostadoras funcionarán con una llave para sus usuarios. Los usuarios recibirán información detallada de su uso y tendrán un cubo marrón de 10 litros en el que recoger los residuos en sus casas. Una vez formados podrán depositar sus restos orgánicos en la zona de compostaje más cercana. El Ayuntamiento se encargará de las labores de mantenimiento de estas zonas de compostaje comunitarios.

¿Qué se puede compostar?

Los materiales compostables que se pueden dejar de producir son: restos de frutas, restos de verduras, restos de alimentos crudos y cocinados (incluyendo carne y pescado), lácteos, pasta, arroz, cáscaras de frutos secos, flores y plantas, posos de café e infusiones, servilletas de papel manchadas de materia orgánica, cáscaras de huevo, conchas de crustáceos,…

El compostaje genera un abono de calidad

Compostar no sólo reduce residuos. También genera compost, un abono natural de alta calidad que supone un aporte de materia orgánica a los suelos de nuestro municipio, y por lo tanto una mejora de su fertilidad. El compost es una enmienda orgánica con múltiples beneficios para los suelos: mejora la estructura del suelo, reduce la necesidad de riegos, aporta nutrientes necesarios para el crecimiento de las plantas, y reduce la necesidad de fertilizantes químicos.

Fuente: gasteizhoy.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.