Pincha para ver cómo colaborar con ReDiles: publicidad útil o donaciones

Pato Mandarín

El pato mandarín cría en Asia y mantiene poblaciones asilvestradas en Gran Bretaña desde principios del siglo XX. Aparece en muchos países europeos y ahora esta en nuestra ciudad.

Mandarin por Nicolás López de Armentia

Mandarin por Nicolás López de Armentia

Hace unas semanas que se puede observar en el estanque del parque del norte un pato mandarín que posiblemente venga de Gran Bretaña donde habitan ejemplares asilvestrados. Esta especie estuvo en su día muy extendida por toda Asia oriental, pero las exportaciones masivas (para parques y colecciones) y la destrucción de su hábitat han reducido sus poblaciones en el este de Rusia y de China por debajo de 1.000 parejas en cada una de las dos regiones; en Japón, sin embargo, se estima que existen unas 5.000 parejas. Estas poblaciones asiáticas son migradoras e invernan en las tierras bajas del este de China y del sur de Japón.

Mandarín por Nicolás López de Armentia

Es muy común que algunos especímenes se escapen de colecciones, y durante el siglo XX se han asilvestrado algunas poblaciones, la más importante en el Reino Unido, con unas 1.000 parejas.

Anidan en agujeros de árboles cercanos al agua. Al poco tiempo de nacer los patitos, su madre vuela al suelo y les anima a saltar del nido.

En Asia oriental los patos mandarines fueron considerados animales portadores de buena fortuna, y de amor y afecto conyugal; de tal forma que en China se regala una pareja de estos patos como regalo principal en las bodas más importantes.

Mandarín por Nicolás López de Armentia

Mandarín por Nicolás López de Armentia

Así que ya lo sabes, si quieres observar este pato mandarín en vivo y en directo acércate al estanque del parque del norte.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pato Mandarín

  1. Yolanda says:

    Hola Nicolás, un pato muy bonito, no lo conocía, ten por seguro que si paso cerca del parque del norte me acercare a verle. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas