Mi coche no es perfecto, pero me gusta

Demasiado a menudo, al elegir el software que se instala en los equipos, no se tienen en cuenta muchos aspectos importantes que harían ponerse la balanza claramente del lado del software libre.


No se tiene en cuenta por ejemplo la forma de uso del usuario medio, que demasiado fácilmente puede convertir algo cuya "estabilidad" se sostiene con pinzas, en algo totalmente "inestable".


¿Por qué usan linux en casi todos los ordenadores de, por poner uno de tantos ejemplos, el CERN (túnel acelerador de partículas), y especialmente en sus procesos críticos? ¿Estabilidad? ¿Seguridad? ¿Velocidad? ¿Consumo? ¿Tener acceso a modificar para reparar o mejorar?


Entiendo que hay personas que se ganan la vida vendiendo equipos con windows, y que deben defender su negocio a capa y espada, y también que hay mucha gente a la que cuando se compra un coche, le parece que su coche es el mejor (o al menos eso dicen constantemente).

 

Mi coche es un GNU alimentado con linux

 

Mi coche no es perfecto, ni es el mejor (o tal vez sí, si hace lo que quiero y como quiero), pero me gusta que cuando se me estropea no lo tengo que llevar obligatoriamente al concesionario para que me peguen un puyazo, porque tiene una mecánica accesible y me lo arregla el mecánico de mi calle, y me gusta la filosofía con que se ha diseñado, creado, y mantenido.

Esta entrada fue publicada en linux. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mi coche no es perfecto, pero me gusta

  1. Lucia dijo:

    El próximo 8 de abril de 2014, Microsoft dejará de dar soporte a la última versión del sistema operativo Windows XP, el XP Service Pack 3 (SP3). Esto supone que no se lanzarán actualizaciones de seguridad, parches o correcciones de errores de ese sistema, y tampoco se ofrecerá soporte técnico, con todos los riesgos de seguridad que esto conlleva.

    La única solución de Microsoft es pasarse a Windows 8 con el correspondiente gasto por el cambio de sistema, aunque los usuarios de Windows XP ya pagamos en su día por utilizarlo.

    Ante semejante alternativa, creo que la decisión mas acertada, es optar por el software libre.

    Investigando un poco por Internet, veo que existen diferentes sistemas operativos basados en Linux, Xubuntu, Ubuntu, Kubuntu, Ubuntu Gnome, Lubuntu etc…y me gustaría saber que sistema operativo es más fácil de usar para personas sin grandes conocimientos informáticos, a ser posible que el manejo sea similar a Windows XP que es lo que conozco.

    Muchas gracias por las respuestas.

  2. Roberto dijo:

    Hola Lucía

    Lo peor de que microsoft deje de dar soporte a windows XP no es que tengas que pagar una nueva licencia para poder seguir usando windows en su versión 8 (hay que ser masoquista para querer seguir usando windows, o simplemente ignorar la realidad del software). Lo peor es que aunque compres la licencia de windows 8, seguramente tu ordenador no sea capaz de funcionar con fluidez con ese nuevo sistema, o que directamente no funcione, y tengas que comprarte también otro ordenador nuevo. Tal vez windows 8 te funcione relativamente bien si tenías windows XP corriendo en un ordenador muy moderno y muy potente, aunque yo no me arriesgaría a hacer el gasto para probar.

    Si te has decidido por probar un sistema operativo GNU/Linux, tienes muchas alternativas. Existen muchísimas herramientas libres al alcance de cualquiera, y las distribuciones de linux son selecciones de algunas de esas herramientas para formar un sistema operativo completo. Hay cientos de distribuciones de Linux entre las que elegir. Normalmente cada distribución nace con una filosofía que le hace elegir herramientas que mejor se adapten a sus propósitos, aunque al final todas suelen disponer de unos repositorios con paquetes de todo tipo que te permiten instalar con bastante facilidad todo tipo de aplicaciones. Por ejemplo, hay distribuciones especializadas en ser extremadamente ligeras, que pueden funcionar en ordenadores antiguos con muy pocos recursos. Algunas solo traen de serie software 100% libre, mientras que otras, a cambio de facilitar el manejo a los usuarios, introducen software no libre como drivers de algunos dispositivos (tarjetas wifi, tarjetas de vídeo…).

    Si lo que quieres es una distribución Linux que te facilite la transición desde windows XP, yo te aconsejaría Linux Mint. Linux Mint suele instalar por defecto drivers no libres para infinidad de dispositivos. Linux Mint está basado en Ubuntu, osea, parte del sistema Ubuntu para añadir o quitar lo que le parece para conseguir un sistema atractivo para usuari@s que han utilizado windows. A su vez, Ubuntu está basado en Debian, osea, parte del sistema Debian para añadir o quitar lo que le parece para conseguir su propio sistema. Lo bueno del Software Libre es que cualquiera puede coger algo que ya está hecho, y modificarlo a su gusto siempre que cumpla las condiciones de la licencia del software origen (Según la licencia que tenga, puede ser que el software derivado deba ser obligatoriamente distribuido con la misma licencia de Software Libre, aunque también te podría permitir cobrar por el software derivado exigiéndote mencionar el origen… Hay unos cuantos modelos diferentes de licencia de Software Libre).
    A mí personalmente me gusta bastante el sistema debian, aunque ya he dicho que hay cientos de distribuciones entre las que elegir, y soy partidario de instalarlo incluso a gente principiante. Normalmente la gente a la que se lo instalo queda bastante contenta, y no suele tener grandes problemas de adaptación. Los mayores problemas se suelen dar en la instalación por incompatibilidades del hardware, y es ahí donde un usuario novato va a tener más problemas si se autoinstala el sistema. Hay que tener en cuenta que en algunas ocasiones, me he encontrado con muy pocas, es posible que tengamos que cambiar algún componente del ordenador.

    Solo una última sugerencia: Antes de comenzar a instalar tu nuevo sistema operativo, no te olvides de hacer en un disco externo una copia de seguridad de todos los documentos que no quieras perder. Siempre deberíamos tener guardada en lugar seguro una copia de todos los documentos que no querríamos perder, ya que lo único que hay seguro sobre un disco duro es que un día dejará de funcionar (es como la vida misma), y es posible que no podamos recuperar los datos que contenía, o que nos cueste un dineral.

    Espero que te sirvan mis comentarios, y si no te bastan pregunta cuanto quieras.

    SAlu2

  3. Lucia dijo:

    Hola Roberto muchas gracias por la explicación, por fin decidí instalar Linux Mint, pues me pareció el mas sencillo, de momento nos estamos conociendo y parece que me va bien, de todas formas, si surge algún problema me pondré en contacto contigo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *