Babosas y limacos, huevas negras (habas) y pulgón verde (guisantes)

Inicio Foros Control plagas Babosas y limacos, huevas negras (habas) y pulgón verde (guisantes)

Este debate contiene 27 respuestas, tiene 4 mensajes y lo actualizó  Iturralde hace 2 años, 1 mes.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 28)
  • Autor
    Publicaciones
  • #1924

    Iturralde
    Participante

    Hola Paco,

    mis bancales se están convirtiendo en un auténtico vivero de bichos no tan amables para las plantas que habitan. Babosas y limacos (sobre todo), además de otros subditos, se están zampando o colonizando lo que están pillando de por medio. No sé hasta qué punto soy consciente de la amenaza y los perjuicios actuales. Así es que debo empezar a diseñar mi “caballo de Troya” para lanzar un ataque.

    Hace unos días, a falta de varilla de pincho moruno me diseñé una lanza quijotesca que bauticé´como “Akulu killer” en memoria de la puya que se utiliza(ba) en las pruebas de bueyes para azuzar a estos animales tan irritantemente (http://rediles.com/agroecologia/foros/tema/lanza-aguijon-para-babosas-y-limacos/)

    Aunque me lancé con él al huerto, con los ejemplares pequeños tuve que dejar de lado el arma blanca. Salí de la finca con las manos a rebosar (literalmente) y las tiré al río porque no conocía el “método homeopático de Hanemann” que mencionais en el archivo pdf (Caracoles y babosas: http://rediles.com/hodeian/index.php/s/ac5220d09e26c34213326d88f96a4898). Durante la semana que viene trataré de ponerlo en práctica.

    Por otro lado he puesto a remojar en el riachuelo un capazo de nylon con arena de playa para que se vaya lavando del salitre con objeto de rellenar los cañas de bambú que he cortado transversalmente esta semana, para ponerlos a modo de barrera en las esquinas de los bancales (aunque sé que muchos de los gasterópodos ya están en el mismo bancal bajos el acolchados).

    Lo que no sé es durante cuanto tiempo debería de estar remojándose para que no llegue a ser perjudicial en caso de que caiga a la tierra del bancal, por ejemplo cuando llueva torrencialmente (aunque tenga pensado hacerles un pequeño desagüe para el agua que se pueda acumular). En su defecto, y aunque me pille mucho más a desmano, sería mejor utilizar para este caso arena de basalto.

    Aunque uno de los principales refugios de las babosas es el mismo acolchado de los bancales, la hierba que linda con ellos está bastante crecida y no la he cortado pensando que la tierra está mejor así, con su cobertura natural, pero sospecho que al mismo tiempo esto supone otro refugio para estos devoradores. ¿Convendría segar por lo menos la hierba cercana a la huerta?

    Tambien me he encontrado con varios luciones (pequeñas culebras). A juzgar por lo que se dice en el pdf estos estarían en mi bando, ¿no es así? (Es que ayer los estuve lanzando al gallinero vecino).

    Ayer, a la hora de airear los bancales en los que hoy trasplantaré pimientos y tomates, ví, como he dicho anteriormente, que debajo de los acolchados, así como la tierra estaba con buen tempero también me encontré con muchos limacos reposando.

    Lo que me gustaría saber es qué remedio de urgencia puedo utilizar para que las plantitas de los tomates y pimientos no perezcan devorados en horas. Me compré un par que paquetes de café para decocerlos. ¿Se supone que debo de rociar la planta entera y los alrededores? ¿valdría depositar también posos de café (de una cafetería) alrededor de las plantas o esto ya sería demasiado agresivo para la tierra? ¿O sería Ferramol un remedio más eficiente durante los primeros días de crecencia de estas plantas?

    Por otro lado las habas están colonizadas con huevas de color negro, en las que las hormigas están en un ir y venir sin parar. Y también están atacadas por los limacos.

    Y, por último, los guisantes parecen una “base aérea” de estos elementos que desconozco pero que sospecho será algún pulgón verde. Las plantas no terminan de arrancar aunque es cierto que el día pasado si que ví que tras fumigarlas con extracto de consuelda y ortigas rápidamente se pusieron muy vitales en unas pocas horas. ¿Es el remedio que debo repetir?

    En fín, que voy servidito. Creo que ahora entro en materia con otra de las facetas importantes de la agricultura.

    Buen domingo y saludos.

    #1926

    paco
    Jefe de claves

    Uno por uno:
    los limacos, caracoles, etc. solo se refugian en la cobertura si se dan algunas condiciones favorables (Normalmente que la hierba esté un pelín demasiado fresca o demasiado seca, osea que la mezcla peque de desequilibrio) y la más frecuente es que la capa de cobertura sea excesiva (Con un par de cm suele valer y es mejor ir añadiendo que pecar de exceso).
    Salvo en esos casos no es frecuente verlas ahí porque hay demasiada actividad para su gusto.

    Las defensas con bambú… no las veo claras. La arena (Que con un día de inmersión yo creo que ya estará lista) si se humedece con la lluvia dejará de ser eficaz y además el bambú debería estar muy bien alineado para impedir el paso de los bichos.

    En ese sentido creo que el ferramol (O el café, que vas a probar) son mejores opciones a priori. En cuanto al café yo me limitaría a fumigar la decocción, los posos no estoy seguro de que efecto tengan. Tal vez se pueden probar como barreras en algunas zonas y ver que pasa.

    Respecto a la hierba entre los bancales o en los márgenes de la huerta, si que es buena idea mantenerla a raya. No eliminarla, pero si raparla de vez en cuando. Eso hace que siga siendo eficaz, pero que no sirva de refugio a los “malos”.

    Los luciones (Que son lagartos, por cierto) son efectivamente ayudantes. Comen insectos, babosas, etc. y hay que darles la bienvenida.

    Para los primeros días de cualquier planta susceptible de ataque, yo usaría el ferramol. El café aún está por demostrar hasta que punto es efectivo.

    Lo de las habas parece pulgón negro, uno de los más puñeteros de erradicar. Decocción de ajo con guindilla (Creo que la receta está en documentos) y en vez de agua, el extracto. Dependiendo del tamaño de las plantas, hay quien quita los brotes apicales, los brotes de crecimiento que es donde más suelen cebarse. Pero antes de hacerlo hay que asegurarse de que la planta ya ha hecho todo lo que tenía que hacer.

    Y de los guisantes, otro tanto de lo mismo: energetizar y mantener a raya la plaga.

    #1927

    Roberto
    Jefe de claves

    Buenas @itturralde

    Efectivamente, como bien dice Paco, los bichitos negros de las habas parecen pulgón negro. Fíjate que tienen patas. Si los miras con una lupa los podrás ver más al detalle. Los pulgones son vivíparos, osea que desde que nacen ya tienen la forma similar al adulto en pequeño.
    La forma de reproducción de los pulgones es muy variable, pero es posible encontrarse generaciones que no tienen alas, y otras de la misma especie que sí tienen alas, dependiendo de si les toca o no trasladarse volando.
    Sobre el pulgón negro te diría que siempre que se ha establecido en mis habas lo ha hecho en solo un par de plantas, y sin tratar nada prácticamente no han pasado de ahí. Cierto es que en alguna ocasión he visto huertos con casi todas las plantas atacadas, pero me ha parecido algo fuera de lo normal (que me corrijan quienes han sufrido ataques a todo el cultivo habitualmente).

    Sobre los luciones, que como bien dice Paco no son culebras sino más bien lagartos sin patas (aunque sí se deben notar algunos detalles de las patas en su esqueleto), cuídalos bien. Hay también otros lagartos que a primera vista pueden parecer culebras por tener unas patas muy pequeñas que no creo que les sirvan para mucho, y que son los eslizones. De todas formas, podría parecer que hay que cuidarlos porque son lagartos y no culebras, pero las culebras también pueden hacer una labor muy importante con ratones y otros visitantes que no queremos que se queden en nuestro huerto para fundar una familia numerosa. Sí que puede dar algo más de miedo, cuando andas enredando debajo de la cobertura, que te pique una víbora, y sobre todo que le pueda pasar a una personita pequeña que no sea capaz de resistir el efecto del veneno por su poco peso. Sería bueno tratar de conocer bien los rasgos de una víbora para tener cuidado con ella en caso de verla, e incluso cazarla con cuidado y trasladarla a otro lugar más alejado de la actividad humana.

    Lo de las cañas me parece “la caña”. Y ya si les haces un drenaje abajo que funcione bien para que se seque la arena enseguida tras una lluvia, “la recaña”. Supongo que si la caña no va suficientemente recta, siempre se podrán tapar los huecos de debajo con un poco de arcilla, o igual al clavar la caña a la pared de madera se enderece.

    SAlu2

    Roberto

    #1929

    Iturralde
    Participante

    Aló,

    El famoso gen vikingo me arrastró a poner una cobertura excesivamente abundante. Así es que supongo que ha sido una especie de hotel de ***** para esta legión de mocosos. Por otro lado, aunque al principio era mezcla de verde y seco, en estos momentos está prácticamente seca. Así es que parece ser que esta vez se unen dos factores que propician la “residencia”: capa abundante y seca.

    En este caso ¿convendría que cambiase todas las coberturas que pequen de exceso y seco, sustituyendolas por una nueva (verde 2:3 — seco 1:3?

    Aunque el asunto de las barreras de bambú sea más bien experimental, creo que como mejor quedarían serían trincadas o sujetas a las paredes del bancal, que todavía no las he hecho porque necesito una sierra circular (con la caladora, visto el tiempo que he necesitado para cortar las costaneras necesarias para cubrir dos metros de pared de bancal, calculo que necesitaría 3 vidas para terminar de hacerlas todas).
    Mi idea es instalar el bambú cortado y no tal y como aparece en la foto en todo su largo, sino más o menos a la longitud de la pared del bancal (entre 1 mtr. y 1,5 mtrs.). Cuando lo haga daré cuenta de ello.

    En cuanto al tratamiento del pulgón negro, diría que no todas pero muchas de las plantas están afectadas. He estado leyendo el pdf “Control integral de plagas” y si que aparece la receta del ajo y la del ajo con cebolla pero no he conseguido encontrar la del ajo con guindilla.

    En mi caso, ¿con cuál de las combinaciones procedo? si es con el de guindilla entiendo que debe picar y viendo que la cayena puede ser apropiada para esto, cuánta utilizaría para 10 L. ¿en decocción o infusión?

    Está bien saber que los luciones son aliados porque ya me he encontrado con ellos bastantes veces, tanto enlos bancales como en el montón de compostaje de árgoma. Y también me encontré con un lagarto. Qué pena que no tenía la cámara de fotos a mano, porque era una especie de pequeño dragón muy colorido, precioso! Ah! y también hay víboras, pero no me he encontrado con ellas en mi terreno. La semana pasada tuve la mala suerte de pisar una de ellas con el coche. Rondaría el metro. Casi casi como para hacerme un cinturón.

    Saludos.

    #1946

    Iturralde
    Participante

    Hoy a la tarde he ido a “ferramolear” y a fumigar con café las plantas deseadas por los moluscos terrestres y he visto que ya se han estrenado cenandose la primera ensalada de brotes de pimientos y tomates de la temporada.

    En el mensaje anterior he olvidado preguntar si el café debía ir diluido o no y como aplicar “café sólo” me parecía demasiado concentrado he consultado el libro de M. Bueno e indicaba aplicarlo en una proporción 1:10. Así lo he hecho.

    ¿Estais de acuerdo con esta proporción o es más bien aguada?

    Saludos

    #1947

    paco
    Jefe de claves

    Contesto a los dos últimos mensajes:

    Respecto a la receta del ajo y guindilla, lo habitual suele ser seis dientes de ajo, 2-3 guindillas picantes, un litro de agua y hervir todo unos 10 minutos.
    Normalmente se aplica sin diluir pero si las guindillas son muy picantes, yo lo rebajaría un poco. Lo mejor es hacer una prueba en una planta y ver si hay algún problema.
    En cuanto a cambiar la cobertura, NI SE TE OCURRA. Sencillamente la vas regando con microorganismos y ella sola ira desapareciendo.
    Respecto a las culebras y desde mi ignorancia, creo que las más peligrosas en esta zona son las víboras de seoane, que nunca son demasiado grandes(Creo). La que viste probablemente fuera de “las buenas”.
    Urgente frenar el ataque sobre todo de las babosas y limacos que casi sin ninguna duda, han sido los causantes de esas perdidas de pimientos.
    En cuanto a la proporción de café, yo empezaría por algo más concentrado, pero siempre comprobando en una planta que no se produzca fitotoxicidad.

    #1951

    Iturralde
    Participante

    Hola Paco,

    esta tarde, al final, he olvidado preguntarte sobre cómo fumigar los tomates con el café aguado. El día pasado lo hice con el resto de plantas pero me abastuve de hacerlo con “el fruto estrella de Deusto” por no mojar la planta. ¿Cómo (no) hay que hacerlo?

    Saludos.

    #1952

    Iturralde
    Participante

    Ah! Y sobre la cobertura… has explicado cuál era el desmenuzado apropiado para los bancales y me he quedado callado pero resulta que los últimos bancales (y parte de los anteriores) los he cubierto con la hierba ENTERA. ¿Supongo que ni por esas debo sustituirla por una nueva y desmenuzada, y que lo que debo de hacer es añadir microorganismos para que se la cepillen?

    #1953

    paco
    Jefe de claves

    En cuanto a lo del café, no hay problema en mojar la planta si no es algo excesivo o en mal momento.

    ALGO EXCESIVO: que tuviéramos que hacerlo cada pocos días

    EN MAL MOMENTO: Cuando la noche está ya al caer y las hojas se pueden quedar demasiado húmedas-

    ADECUADO: Una aplicación semanal (Como mucho) y cuando falten un par de horas para que anochezca (como mínimo). Siempre ojo a que no esté dando el sol de lleno para evitar quemar las hojas más tiernas.

    Y en cuanto a la cobertura, la verdad es que si no es mucho trabajo y la hierba es de más de 10 cms de longitud (más o menos), merecería la pena quitarla.

    #1958

    Iturralde
    Participante

    Hola Paco,

    estoy comprobando que, tal y como se dice en el pdf, el Ferramol no es un remedio efectivo para paliar el ataque de los limacos. Hay plantas en las que han desaparecido todos los gránulos y además se han zampado la planta y otros en los que los han pasado por alto para subirse a cenarse las yemas, tanto de los pimientos como de los tomates.

    He aplicado café pero con las lluvias, como es lógico, el remedio se disuelve más bien rápido. Hoy probaré con las borras.

    No sé si convendría quitar estos acolchados “vikingos” y dejar la tierra descubierta mientras haga días nublados o de lluvia y las plantas sean tan jóvenes/tiernas.

    Saludos

    #1996

    Iturralde
    Participante

    Hola Paco,

    he empezado a ver que algunas habas (las menos) están atacadas por la roya.

    ¿tiene esto algún remedio?

    Saludos.

    #2003

    paco
    Jefe de claves

    A juzgar por las fotos, NO ESTOY MUY SEGURO DE QUE SEA ROYA. La roya se caracteriza porque en cuanto tocas las partes afectadas se te quedan los dedos manchados de un polvo rojizo, como el óxido de hierro.

    Aunque es cierto que no siempre pasa eso, si que ocurre cuando la enfermedad está más avanzada. Otra característica muy clara es que forma círculos de puntitos marrón/rojizo y esos no los veo en las fotos. Se nota muy bien en los ajos que suelen tener ese problemas casi siempre.

    Y respecto a las soluciones (Sea lo que sea), a menos que el número de plantas afectadas sea importante (Que ya dices que no es así), yo me limitaría a añadir la decocción de cola de caballo, junto con los extractos de plantas que tengas por ahí.

    Si hay muchas plantas o ves que se va extendiendo (No debería, pero…) pasaríamos a cobre, cítricos o algo más enérgico.

    #2004

    Iturralde
    Participante

    Oka.

    Gracias y saludos.

    #2005

    Mavi Arroyo
    Participante

    Amigos, Paco e Iturralde. He vuelto a curiosear por este utilísimo foro y el problema de las babosas es también el más retador para mí. Me solidarizo totalmente con Iturralde y, aunque no lo he visto, creo que tiene acolchados demasiado gruesos e impermeables (hierbas largas). Yo tengo infestado el invernadero y los tomates los respetan. Esta temporada pienso probar la vía homeopática.

    #2016

    Iturralde
    Participante

    Aló,

    que sepais que recientemente he procedido a cambiar de acolchados. Los he sustituído por hierba semi-verde mucho más picada. Mientras levantaba las coberturas anteriores me encontré con media docena de luciones que creo que han sido mis mayores aliados ocultos en el combate contra los limacos. De hecho, pensaba que me iba a encontrar con una buena banda de mocosos bajo la hierba seca y creo que no me encontré con ninguno. En su defecto, fueron estas serpientes las que regentaban los bancales.

    «Anguidae». Publicado bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons – http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Anguidae.jpg#/media/File:Anguidae.jpg.

    Creo que con el espesor de la nueva cobertura el señor lución se ocultará más dificilmente y sospecho que voy a perderlo como aliado. A ver que pasa.

    Por otra parte también procedí en plan experimental a hacer las barreras de arena. Idea de la que dí cuenta en algún mensaje anterior.

    También traté de testar la reacción de un limaco sobre el dispositivo y la verdad es que a primera vista parecía que no sentía mucha aversión hacia la arena, aunque esto que digo sea totalmente subjetivo.

    En fín, veremos a ver.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 28)

Debes estar registrado para responder a este debate.