Formidables relojes Hublot Big Bang-1

Vaya por delante que los relojes Hublot son unos de mis favoritos, siempre me han encantado y si no tengo ninguno en mi poder se debe principalmente al precio que tienen, vamos a ver ahora un poco mas sobre ellos y en concreto sobre el modelo Big Bang y como el post me va ha resultar algo largo lo he dividido en dos partes para que no se haga muy denso, espero que os guste.

“El sol no se pone nunca en el mundo,” frase de Jean-Claude Biver. “En un planeta globalizado, no podemos permitir dormirnos. Tenemos que cambiar nuestras costumbres. Yo mismo me levanto todos los días a las 3. De esta forma puedo telefonear a Tokio, donde ya están trabajando, o a Los Angeles, donde todavía están trabajando. Cuando uno es “pequeño”, como lo somos en Hublot, y estamos enfrentados a los mastodontes que nos rodean, sólo hay una manera de trabajar, y ésta es, estar un paso por delante de ellos. El éxito sólo lo logramos si trabajamos más que los demás.”

Este alto nivel de energía y motivación, resume en gran manera el sorprendente éxito de Hublot desde que Biver tomó las riendas, en junio de 2004. Con el lanzamiento de su Big Bang en la Feria de Basilea, Biver ha logrado insuflar nueva vida a la marca fundada por Carlo Croco. Este reloj de buen diseño, inmediatamente reconocible e identificable (ganó el premio al Mejor Diseño en el Gran Premio de Relojería de Ginebra) está disfrutando de un reconocimiento muy amplio por parte de todos los entusiastas de la relojería. Al mismo tiempo, está rejuveneciendo el perfil de la clientela de la marca.

El éxito del Hublot Big Bang ha superado incluso las expectativas de Biver. La demanda es tan grande que la marca no puede responder a los pedidos. Hoy en día es difícil encontrar uno de esos relojes, excepto en listas de espera “bien llevadas” (y en este punto, ciertamente podemos confiar en Biver a llevarlas bien). Sin embargo, esto no es necesariamente malo, ya que ofrece enormes ventajas desde el punto de vista del marketing. (Recordemos que el mismo fenómeno sucedió con el lanzamiento de Panerai). De la misma forma han proliferado muchísimas imitaciones, algunas de ellas te hacen dudar de la originalidad del mismo, pero siempre se puede averiguar fácilmente si lo observamos con detenimiento.

La fuerza del Big Bang reside en que ha adoptado las claves de la época (líneas reforzadas, deportividad distinguida, tamaño muy grande ( 44,5 mm), creatividad en los materiales (oro, acero, cerámica, tántalo, caucho, Kevlar…) mientras respeta escrupulosa y estrictamente lo esencial de Hublot.

En 1980, Carlo Croco dejó huella al mezclar por primera vez oro y caucho. Con el Big Bang, la “fusión” inicial se convierte en el concepto impulsor, vigorosamente comunicado por Biver. Utilizando una “F” mayúscula, Fusion también se ha convertido en el lema de la marca. Los relojes Big Bang que serán presentados en BaselWorld  llevarán este concepto incluso más lejos, especialmente por la utilización de un material hasta ahora desconocido en relojería. Este material tiene unas propiedades sorprendentes, lo mismo que unas dificultades en su montaje, como pudimos observar, pero por ahora su nombre permanece en secreto.

En el siguiente artículo terminaré de presentar a, como he dicho uno de mis relojes favoritos, y es que no se puede negar que es verdaderamente precioso. Y vosotros, ¿que opináis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *