Pincha para ver cómo colaborar con ReDiles: publicidad útil o donaciones

ADAPTARSE

Como ya dije en su momento, en el principio de año me encontré sin fuerza y agarrotado, seguramente resultado de una exigencia en los entrenamientos superior a la debida.

Por todo ello, decidí olvidarme de las competiciones hasta recuperar sensaciones. Ha sido largo, hasta mediados del pasado mes de abril me he limitado a realizar tres sesiones de estática semanales de una hora de duración. Después he incluido otras dos sesiones de carrera suave (40m. Al principio) hasta que la musculatura se acostumbró al impacto de pisada. Sin embargo, a pesar del largo descanso activo, a principios de Mayo ya tenía muy buenas sensaciones y los entrenamientos se alargaban semana a semana sin ninguna molestia.

Tan bueno ha sido el descanso y la recuperación, que el pasado domingo 21 ya ganaba mi primera carrera en la categoría absoluta (Subida al Mendiona), dos años después de comenzar a entrenar, aunque sólo fueran una competición de diez minutos.

El problema ahora que comienzo a estar en forma, es que el año ya se alarga y han llegado los días calurosos, demasiados grados para conseguir buenas marcas en alguna media del entorno. Aún así, intentaré el mes de junio hacer alguna competición larga rezando para que el día clave el calor no me derrita las expectativas (Posiblemente corra el 18 la media de Burgos).

En cuanto a los entrenamientos, en esta ocasión no estoy haciendo demasiadas progresiones en cuesta como es mi costumbre, por el simple hecho de que hace demasiado calor como para exprimir el físico a tope, y uno ya no tiene veinte años. Creo muy importante para los que superamos la cincuentena tengamos en cuenta no forzar el organismo al máximo con calor, no sea que nos dé un tabardillo. Por ello, en esta ocasión estoy realizando sesiones más largas pero suaves, consistentes en 30m de bici y una especie de fartlek largo y suave (forzando un poco en las cuestas, pero nunca a más del 80% de capacidad), llegando a superar la hora y media de este ejercicio. Por supuesto la hidratación es vital (beber cada 20m) y también la alimentación, yo como antes durante y después del ejercicio para recuperar mucho más rápido (fruta y barritas de cereales).

Ya comentaré cuál ha sido mi mejor entrenamiento realizado en esta época de estío, y el resultado dará nota a dicha preparación.

En fin, vuelta al tajo, ya veremos qué tal aguanto mis competiciones hasta el otoño, donde intentaré probar en alguna media, y tras la que habré de tomar otro descanso (si algún imprevisto no me manda al banquillo antes de tiempo, que todo puede ser).

Iré contando, un abrazo para tod@s.

Posted in Sin categoría | 8 comentarios

Pincha para ver cómo colaborar con ReDiles: publicidad útil o donaciones

ILUSIÓN, la quinta marcha.

Hola a tod@s.

Igual que me ocurrió el año pasado, en este final-principio de año acuso seriamente los estragos del mal tiempo. Muchas jornadas por debajo de los cero grados, nieve, catarros, dejan a un veterano como yo con la musculatura agarrotada hasta extremos increíbles.

Pensaba que sólo el calor sería un serio problema para la ventilación de un veterano, pero el frío también ataca lo suyo con los problemas anteriormente mencionados. Solución; disminuir los esfuerzos al mínimo para mantener la musculatura y el sistema cardiorespiratorio en buen estado, y esperar con paciencia la evolución de nuestras sensaciones hasta que sintamos que el cuerpo pide más.

En estas semanas de cuerpo adormecido es muy importante mantenernos lo más flexibles posible (sin aparcar los estiramientos y las flexiones), bien engrasados (ejercicio suave sin impacto de pisada), y con la maquinaria a punto e incluso fortaleciendo ya que el bajo desgaste nos lo permite (fortalecer músculos, tendones y articulaciones comiendo bien con alimentos adecuados, aceite de oliva en crudo, miel, levadura de cerveza, proteínas limpias, algún concentrado de cartílago, etc.) También es importante descansar bien para que esta época de bajón pase lo antes posible (ocho horas de sueño si es posible), e igualmente vendría bien un masaje suave cada dos días antes de acostarnos prara soltar, limpiar y drenar impurezas.

Como ya decía, yo me encuentro ahora en este bajón por culpa de la enfermedad y las bajas temperaturas, así que además de los cuidados señalados también he aplazado posibles competiciones que podrían llevarme a la lesión. Del mismo modo me hago a la idea de que mi próximo gran objetivo en febrero podría derivar a una simple tentativa de prueba, o incluso quedar anulado si el bajón se alarga más semanas. Las sensaciones de las piernas deben decidir nuestro calendario y NO nuestro capricho.

Para consolarme miro un año atrás y veo que a pesar de todo la situación mejora y progresa como tiene que ser. Primer año una carrera con los pulmones en la boca, segundo año, nueve competiciones subiendo casi todas al podium ¿Traerá el tercero los deseados cronos en la media maratón, habrá victorias en el cómputo total?

Lo cierto es que ilusión es casi lo único que necesitamos, así que este año ese es mi deseo para tod@s vosotr@s ¡Que la ilusión os acompañe!

Un abrazo.

Posted in Sin categoría | 9 comentarios

Maratón, siempre con amortiguación MAX

Hola de nuevo a tod@s.

Los entrenamientos progresan adecuadamente como suele decirse. En cuanto a calidad, con un par de días de fartlek a la semana y unas buenas aceleraciones en bici ya tengo bastante. Ahora ya estoy más centrado en aumentar mi sesión larga del fin de semana. Como sabéis no soy partidario de entrenamientos interminables para l@s veteran@s, pero cuando se trata de prepararse para distancias de medio maratón o más, no queda otro remedio. Yo personalmente he decidido acercarme hasta 1h45m de carrera con un paso llevadero, y después hacer media hora de bici a ritmos ligeros, sin perdonar el acelerar en los tramos de ligera subida, pero bajando con máxima delicadeza.

Para estas sesiones largas quiero recordar que se han de utilizar zapatillas de amortiguación máxima SIEMPRE, y no sólo eso, sino que además este calzado ha de ser relativamente nuevo. Yo mismo acabo de comprobar la inmensa diferencia de correr con unas zapatillas viejas (3 meses) y al día siguiente salir con mi reciente adquisición, ¡¡con las nuevas parecía como si corriera sobre algodón!! He releído el artículo sobre el tema en la sección “Lesiones” de mi libro para refrescar las propias experiencias, y era como si me estuviera echando la bronca a mí mismo. Recuerdo para los que quieran tener el mejor resumen de este blog que pueden conseguir el eBook en Amazon con el título “Atletismo para veteran@s” por 3,15 e incluso gratis para lo que vayan mal de pasta, si tienen paciencia para esperar la oferta de cinco días en cada trimestre.

Lo que sí son caras de verdad son las zapatillas de entrenamiento, pero estas también se pueden encontrar algo más baratas si se pillan las ofertas que salen a menudo. Los que hacen fondo como yo ahora, mucho me temo que deberíamos cambiar las “herraduras” cada dos meses como mucho, si no queremos luego gastarnos el triple en podólogos y masajistas. No hay más remedio.

Para los que sigan mi preparación de cerca, también diré que el domingo pasado competí en una carrera de 5km como test de velocidad. En principio me llevé un poco de desilusión por el resultado; puesto 15, segundo en categoría de +46 años, media de 3m30s el km. Pero después analizando con más calma pienso que no ha ido tan mal, pues hay que tener en cuenta que esa semana fue de entrenamiento bastante duro y sin descanso para competir, y que el circuito era por tierra con lo que habría que restar unos diez segundos por cada km en comparación con el asfalto. Me conformo de momento si la progresión continúa en cuanto a lo que concierne en resistencia. También creo que tenía un poco de catarro (el que no se consuela es porque no quiere ¡Je, je! Ante todo buen humor).

En cualquier caso ya tengo echado el ojo a mis próximos objetivos, una carrera de 15km por tierra en enero, e intentar bajar de la hora y quince minutos ¡otra vez!, en la media maratón de Tudela en el mes de febrero. Creo que esta competición tiene alguna cuesta, pero si no sopla un vendaval tendría que poder conseguir la marca. Si no es así tampoco nos rasgaremos las vestiduras, aún quedaría otro cartucho para abril o mayo antes de que lleguen los calores.

No os daré más la tabarra…, de momento. Un abrazo muy fuerte para tod@s.

Posted in Sin categoría | 2 comentarios

Progresión lenta = MAYOR calidad

Hola a tod@s. Ha pasado el verano y vuelven las carreras en ruta de larga distancia.

En mi caso terminé muy castigado la temporada, ocho carreras en cuatro meses escasos y dos de ellas medios maratones. Teniendo en cuenta que estas competiciones se han producido tan sólo un año después de empezar a entrenar y que he pisado podio en casi todas, me doy por satisfecho con los resultados.

Cierto que terminé muy machacado. En Julio tenía intención de competir algo más, pero mis isquios se mostraban tensos como cuerdas de violín, mis pies tan recalentados que se podrían freír huevos en ellos, y por primera vez he sentido también las rodillas doloridas ¡Hay Dios! Tocaba sí o sí un largo descanso si no quería terminar muy mal.

Así es como me he tirado todo el verano a la bartola (como quien dice), y a partir del mes de septiembre con la forma muy disminuida (pero ya recuperadas las sensaciones musculares positivas), he retomado la preparación sin imponerme fechas de vuelta a las carreras.

Aunque ya me veo en condiciones de competir (Octubre), tengo intención de acumular más entrenamiento, y que a su vez, este sea de asimilación más pausada, o sea, ir progresando poco a poco sin grandes volúmenes de kms, ni grandes esfuerzos por encima del 85%. Ya me he probada a mí mismo que puedo lograr un estado de forma importante en poco tiempo, ahora quisiera ver cuáles son los niveles que puedo alcanzar con varios meses de entrenamiento progresivo que me lleve a una cota más alta de competitividad. Para ello estoy sumando semanas con dos días de ritmos altos incluyendo muchos kms de 4m a 4,30, fartlek largo pero poco agresivo en las aceleraciones, y por supuesto manteniendo al menos dos días de sagrado descanso total. En mi mente está mejorar por un buen margen la hora y quince minutos que he conseguido esta primavera, de cara a este mismo invierno. Espero que los catarros no me lastren tanto como en el ejercicio pasado, y que mis entrenamientos mejorados lentamente me eviten sobrecargas y absurdas lesiones. Veremos qué tal se porta la señorita “Fortuna”

Por supuesto también tengo intención de que caiga alguna carrera más corta en mi preparación, pero procuraré que estén muy espaciadas (una al mes a lo sumo) para que no frenen la progresión de mi estado de forma. Ya iré contando resultados y sensaciones. Un abrazo para tod@s.

Posted in Sin categoría | 2 comentarios

1/2 Maratón de Santoña ¡¡CALOR!!

Saludos. En la media anterior me limitaron las cuestas y el viento, y esta vez temía que me “deslavazara” la lluvia, para que finalmente fuera el calor quien me friera como a un triste boquerón. Está visto que a cierta edad casi todo nos viene mal, pero no serán vanas excusas quienes resten segundos al crono, sino el trabajo bien hecho a lo largo de meses y años. Por si alguien puede beneficiarse de mis experiencias competitivas, ahí va un relato de mi última y cruenta batalla.

Diez de la mañana, Santoña, salida de la media en primera fila, bien acompañado por Fabián Roncero, José Fuentes Pila, Alberto Suarez, Irene Pelayo… ¡Jolín, qué calidad! Importante retraso en el pistoletazo de salida, el preámbulo resulta ser un claro presagio de la hecatombe, recalentados los sesos y sudando en la fuerte humedad de las marismas. Desde luego no corremos el peligro de quedarnos fríos (Me lo apunto para otra ocasión, “botellín de agua fresca en salida con sol de justicia”).

¡PAM, a correr! De inmediato nos colamos entre las frescas callejuelas de la villa. Voy bien, galopamos una decena en cabeza de carrera, tan sólo cuatro somos de la media, el resto son dorsales rojos para los 10 kms. Primer kilómetro en 3,20”, se aguanta bien, ya frenarán. 2ºkm en 3,19”, mosqueo, ya frenarán. Tercer km., ¡3,16”!, está visto que lo de frenar no se estila por estos lares. 4ºkm, 3,19”, la junta de la culata comienza a echar humo, ni de coña voy a aguantar estos ritmos. Miro para atrás y no se ve a nadie ¡mierda!, otra vez voy a quedarme solo. Llegamos al malecón, no corre un ápice de brisa, ¡CALOR! Me descuelgo. En quinientos metros he pasado de ser un Ferrari a un carromato viejo, aún así paso por los cinco mil en 16,47”, sólo un espejismo en mi particular travesía por el desierto. Las piernas están razonablemente bien pero los pulmones no dan a basto, comienzan a rebasarme corredores uno a uno, me agarro a ellos durante unas decenas de metros como una sanguijuela venida a menos, pero termino sucumbiendo siempre barbotando la misma coletilla, “si hubiera salido más lento ¡mecagüen..!”

Diez kilómetros, aún por debajo de los 35m pero sigo sin ritmo, y lo que es peor, por culpa de la agitada respiración soy incapaz de beber de los botellines, la señorita deshidratación comienza a echarme los tejos con todo el descaro. Mas como uno ya se conoce, tengo preparada a mi mujer con un sobre de zumo de naranja que me puedo “embutir” a presión. Entrega perfecta, abro y oprimo el envase ¡Otro revés! Resulta que el ácido de los cítricos golpeando la faringe me causa una fuerte quemazón cerrando las vías respiratorias ¡De repente me encuentro boqueando sin conseguir que entre un ápice de oxígeno! Me paro, me doblo sobre la valla, ya no me importa nada excepto aspirar un dedal de aire. Tras unos segundos agónicos que se me antojan eternos, los bronquios tienen a bien abrir el paso ¡Joder qué susto más tonto! (Otro apunte, no consumir sobres con cítricos en competición).
En tales circunstancias no sé si retirarme o continuar, comienzo con un trote para soltar, en mis cavilaciones me topo con el letrero de los 13km, ya sólo quedan ocho para el final ¡Qué leches!, surge mi vena de cabezón irreverente, “esta la termino así se me haga de noche”. No tardo en acelerar a ritmos de 3,35”, ya nadie más conseguirá sobrepasarme en carrera, aunque tampoco consigo alcanzar a la fabulosa Irene Pelayo, primera mujer que consigue batirme en competición. Hasta ahora me vanagloriaba de que ninguna profesional me había ganado ni de lejos, ya no puedo decir lo mismo y cuando me lamenté por ello después, a mi querida mujer no se le ocurre decir otra cosa que, “me alegro mucho de que una chica os haya machacado a la mayoría de los chicos” ¡Hay que joderse! Eso me pasa por prepotente y bocazas.
En fin, lejos de mi última experiencia, el final de esta carrera fue un auténtico suplicio arrastrado desde el kilómetro cinco, una hora de sudor, dolor, sed, asfixia. Al llegar a meta me percato de que no soy el único damnificado, dos corredores en el suelo envueltos en mantas térmicas, las ambulancias escandalosas de aquí para allá ¡Un caos! Afortunadamente parece que todos han sido sustos de límites que no se deberían traspasar.

Por mi parte al final consigo corregir un poco el desastre, 1h 16′ 47”, octavo absoluto en la carrera, y primero en mi categoría de mas de 45 años (ni siquiera en esto tuve suerte, me dieron segundo clasificado y no había primero alguno (a lo mejor me ganó mi mal fario)).
Después de esta dura batalla que jamás olvidaré, toca un merecido descanso antes de volver a los entrenamientos con ganas. Mi idea es ir acumulando kms hasta el otoño participando en carreras más cortas. Espero que para cuando vuelvan los días más frescos tras el estío, haya conseguido mejorar notablemente capacidades con mis entrenamientos, y demostrar así las ventajas de esta preparación para que cualquier atleta veteran@ destroce sus cronos.
Creo que ha quedado claro, al menos, que no soy un portento físico, y que aún así voy progresando más allá de lo que es “habitual” a estas edades, todo gracias a un entrenamiento poco agresivo y dando máxima importancia a la recuperación y el descanso.

Lamento haberme extendido tanto en este artículo pero es que tantos sin sabores son difíciles de resumir. Aunque me huelo que más de un@ disfrutará a lo grande de mis penalidades ¡Muchas gracias! (con retintín). A lo dicho, me despido remitiendo vuestra atención a algún artículo este verano sobre cómo van los entrenamientos y competiciones cortas, preludio de alguna otra media maratón en el otoño. Un abrazo para tod@s.

Posted in Sin categoría | 7 comentarios

Nuevo duelo en el medio maratón

Ya estoy otra vez dispuesto a quemar el asfalto. Medio maratón de Santoña, totalmente llano (esta vez no me la dan con queso), a nivel de mar (cualquier ventaja es buena aunque sólo sea psicológica), y mucho me temo que también aquí soplará ventolera, al menos en el tramo de costa. Pero bueno, no se puede tener todo, si no llueve y me sienta bien el desayuno daré al día un notable alto en condiciones externas.

En esta ocasión no pretendo estar en mejores condiciones que en la media de Burgos, al fin y al cabo sólo ha pasado un mes, evidentemente insuficiente para obtener beneficios notables. Pero no sólo de fuerza bruta corre el atleta, ahora tengo la clara ventaja de saber que tanto mi velocidad como mi resistencia son suficientes para atacar la hora quince con solvencia.
Mi talón de Aquiles ha resultado ser más bien mi insuficiente capacidad pulmonar. Ya comenté que al final de la carrera pasada resollaba cual fuelle oxidado, y de nada sirve mejorar en otros campos si no podemos surtir del suficiente oxígeno a la masa muscular. Es por ello que la única variación en mi entrenamiento estas dos últimas semanas, ha consistido en alargar un tanto mis sesiones aunque sólo fuera en el deporte alternativo, con la intención de que mis alvéolos den un poquito más de sí. Soy consciente de que en tan poco tiempo no hay músculo ni órgano que pueda mejorar mucho, pero convendréis conmigo que si en tan sólo un año he pasado unos míseros pulmones que no me permitían correr ni un kilómetro, a tener una capacidad pulmonar lo suficientemente poderosa como para como para correr “medias” a gran velocidad, es innegable que a pesar de tener 50 primaveras las mejoras pueden ser asombrosas.

Mis últimos entrenamientos se remiten por tanto a:

LUNES, descanso.
MARTES, 45′ de bici, 1,10 de fartlek (vueltas a un circuito de 2km con 4 cuestas largas).
MIÉRCOLES, 1h 30′ de bici con muchas aceleraciones.
JUEVES, lo mismo que el martes, o un 3 x 3000 a ritmo de 3’30” (aprox.)
VIERNES, descanso.
SÁBADO, 45′ de bici, 45′ de cuestas cortas y duras con poca recuperación (en tandas de 3 o 4)
DOMINGO, imitación a la competición 21km (con 5km en torno a los 3,40 seg/km) y unas 8 aceleraciones en cuesta al final.
En esta competición habrá un nivel más alto, así que espero poder correr en compañía la mayor parte de la carrera. Por supuesto esto puede ser una arma de doble filo si los ritmos del grupo son demasiado rápidos al principio de carrera, pero estaré atento a mi GPS, no vaya a ser que haga un magnífico 10.000 y un absoluto desastre el resto de la carrera (como nos suele ocurrir a gran parte de los populares). Aparte de mi particular pelea con el crono (esta vez atacaré la hora y 14 minutos), sé que mi lucha estará en vencer en mi categoría de veteranos, y continuar acumulando experiencia para otros ambiciosos logros a los que me remitiré después del verano. Veremos si soy capaz de demostrar que la vejez se puede atacar con los métodos adecuados, de la misma manera que ataco ya inmisericorde a los chavalillos veintenos.
Soy igualmente consciente de que me arriesgo a salir malparado en esta ambiciosa lucha, pero ya tengo asumido que tal vez haya de retirarme a mitad de la lid con la cabeza gacha. Mas si no me conozco mal, diría que no me acostaré ese día sin solicitar otra satisfacción a los múltiples duelistas de las batallas otoñales, ¡mientras me llegue para pagar unas zapatillas…!

Ahí queda rubricado el envite. Un abrazo muy fuerte para tod@s.

Posted in Sin categoría | 6 comentarios

VENTOLERA = FRACASO EN EL CRONO. (1/2 maratón)

No pudo ser. Me encontraba en magníficas condiciones, la temperatura era perfecta, la lluvia se aguantó las ganas a duras penas, pero me encontré en la peor tesitura para cualquier competidor, los dos corredores de cabeza iban demasiado rápidos y los de atrás demasiado lentos, total, que completé absolutamente SÓLO todo el recorrido luchando contra una gran ventolera que me “comí” enterita. Dos vueltas a un circuito que en un sentido era en subida constante (y decían que era totalmente llana ¡Ja, y una mi….!) En la primera conseguí mantener el tipo a duras penas (10km- 35′ justos), pero en la segunda, por más que eché espuma por la boca, los tiempos se me iban a casi 4m por km en los desniveles y frente al viento. Por supuesto a la vuelta en bajada y con viento a favor volaba en ocasiones a menos de 3’20” el km, pero ya no hubo manera de recuperar lo perdido.

Al final entré como primer veterano y tercero en la clasificación absoluta, con un tiempo de 1h 15m 03segundos, fracasando por los pelos en mi idea de bajar la hora quince. A pesar de todo no estoy descontento, sé muy bien que en mejores condiciones climáticas y sin cuestas hubiera podido rozar la hora trece, lo cual no está mal con tan sólo un año de entrenamiento y mis 50 años. Sin embargo, lo cierto es que en todas las competiciones se da algún contratiempo, y hay que luchar contra estos igual que contra los demás adversarios. Al menos me queda el placentero recuerdo de terminar la competición sin hundirme y sin esa horrible sensación de vacío total, más bien al contrario, galopaba en los últimos kilómetros con alegría y ganas de batalla a velocidades considerables (Por mucho que el patinador que me acompañaba con el ridículo cartelito de “tercer clasificado”, receloso, me observara jadear con más ruido que una jauría de perros, imagino que temiendo tener que llamar a la ambulancia en cualquier momento). Bonita carrera, gran ambiente, bien organizada y amena, pero si buscáis un buen crono personal, esta competición no es la más adecuada para esos propósitos ni de lejos.

Creo que ahora el mejor ejemplo que puedo dar, es centrarme en la recuperación (dos días de descanso y otro de bici), volver a los entrenamientos con afán y sentido común, y retar sin excesiva tardanza al cronómetro y al puñetero viento si hace falta, para volver a intentarlo en fechas no demasiado lejanas, sabiendo que puedo atacar cronos aún más ambiciosos ¿hora trece tal vez? Lo que está claro es que ya no me conformaré con hora quince (a no ser que nieve y me vuelvan a engañar, subiendo esta vez al puñetero Aneto)

A lo dicho, desvelaré de nuevo mi tipo de preparación y sensaciones, demostrando así que es posible progresar claramente a edades avanzadas, sin entrenamientos demenciales ni agresivos, y alejados en gran medida de lesiones y sobrecargas. VOLVERÉ, un saludo para tod@s, y muchas gracias por los ánimos recibidos.

Posted in Sin categoría | 4 comentarios

La Media. Soñando a los 50.

Llegó la hora de la verdad. Domingo 24 La Media de Burgos 10 de la mañana. Ahora sólo resta rezar para que el desayuno siente bien, el día no sea lluvioso y, sobre todo, que el dios Eolo no nos tire de la camiseta con demasiado encono. El resto del trabajo está hecho aunque me gustaría tener un poquito más de entrenamiento (¡algo así como dos años!). Para romper la hora y quince minutos sé que tengo velocidad de sobra, pero mucho me temo que en los últimos kilómetros voy a ir escaso de resistencia a esas velocidades. Imagino que al principio iré sobrado, pero habré de abstenerme de seguir a Kamikazes y otras bestias similares, e intentar seguir un ritmo sostenido y equilibrado, de lo contrario, al final me veré rogando a la Virgen de los Ilusos para que me acerque la meta unos pocos cientos de metros (creo que la mayoría ya sabéis de qué os hablo).

En cuanto a mi entrenamiento, he conseguido llegar a lo siguiente:

LUNES, descanso.
MARTES, 30′ de bici, 1hora de fartlek (vueltas a un circuito de 2km con 4 cuestas largas).
MIÉRCOLES, 1h 30′ de bici con muchas aceleraciones.
JUEVES, lo mismo que el martes, o un 3 x 3000 a ritmo de 3’30” (aprox.)
VIERNES, descanso.
SÁBADO, 45′ de bici, 40′ de cuestas cortas y duras con poca recuperación (en tandas de 3 o 4)
DOMINGO, imitación a la competición 21km en asfalto (con 10km en torno a los 4’/km)

Creo que no está nada mal tras haber vuelto a los entrenamientos hace tan sólo un año (y restando a este dos meses por enfermedad), y con mi medio siglo de vida ya cumplido. Realicé hace dos fines de semana la carrera de Falces como parte de mi entrenamiento, y el resultado (10km por pistas de tierra en 35m) me hace ver con relativo optimismo mis posibilidades en la inminente batalla. Pero una cosa es hablar y otra conseguir que el chip nos dé la marca en linea de meta. De cualquier modo sé que voy a disfrutar en la competición como un chiquillo (si no me caigo al río), y si esta vez no salen las cosas, tranquilos que se intentará dentro de unos meses con marcas más ambiciosas ¡VOLVERÉ!
Os remito por lo tanto a la semana que viene con el resultado de La Media, un abrazo para to@s.

Posted in Sin categoría | 11 comentarios

1/2 MARATÓN. Adaptarse al asfalto.

Los seguidores de este blog, conocen ya mi empeño en participar en una media maratón con la sana intención de resultar competitivo, e incluso rebajar la hora y quince minutos, con un solo año de entrenamiento y a mis cincuenta primaveras.
Lo intenté tras el verano alentado por mi éxito en una carrera más corta, pero mi escasa preparación y una inoportuna enfermedad, ni siquiera me permitieron intentarlo. Después llegó un larguísimo catarro que no me permitió hacer ni un mísero kilómetro en todo el mes de Diciembre, y en el mes de Febrero, la climatología ha sido tan adversa en mi zona, que al invierno sólo le ha faltado pegarme patadas en el trasero.
Todos estos contratiempos han traído como consecuencia una acumulación más bien corta de entrenamiento. Pero a falta de kilómetros y unas cualidades bastante modestas, mi única arma de buen corredor (más cabezón y terco que un rebaño de mulas de buen tamaño), me ha permitido progresar a base de ejercicios en casa (mucha bici estática y gran cantidad de ejercicios de fuerza) y salir a correr mis sesiones de fartlek cuando no nevaba o me llevaban las ventoleras (la mayor parte de las semanas sólo he salido a correr dos veces).
A pesar de los pesares voy mejorando ostensiblemente, y ya tengo fecha de batalla el 24 de abril en la media de Burgos, si es que en esta ocasión no se me rompe alguna “tripa”.
A día de hoy entreno, si el tiempo lo permite (no veo ningún sentido a salir a “patinar” con dos palmos de nieve); dos días de deporte alternativo (bici estática), dos días de hora y media de fartlek en tierra, y un día de adaptación al asfalto.
Sí, he dicho bien, como dice el título del artículo, adaptación al asfalto. Los que me conocen bien, saben que por mi acentuada fragilidad muscular yo ni siquiera miro el asfalto con gafas de soldador, pero también creo que si se pretende hacer algo que merezca la pena en carreras de larga distancia en este terreno, es imprescindible “saborear” el medio, dejar que el físico se acostumbre a la dura carretera, y ver qué tal nos movemos en ella a ritmos exigentes, si no queremos vernos el día de la competición con sensaciones extrañas e imprevistas.
De momento, y gracias a unas zapatillas de máxima amortiguación, he conseguido adaptarme mejor de lo que esperaba al asfalto, consiguiendo aguantar ritmos en torno a los 4m sin lesionarme, y atacando las cuestas (en las que no hay gran impacto de pisada) como si en ello me fuera el sueldo. Por supuesto, en las bajas voy tan lento que les freno el ritmo a los caracoles.
En cualquier caso voy haciéndome una idea de lo que será la competición, y creo que con un poco más de mejora podré cumplir con mis objetivos, si en Burgos no sale un día de perros (que tampoco sería muy extraño en estas fechas). A mediados-final de Abril daré una idea de cuales son mis sensaciones antes de la carrera, y en qué han quedado más exactamente mis entrenamientos, para que todo el mundo se haga una idea de cual es el trabajo necesario para unos resultados concretos, y así cada un@ pueda aplicarlo a su entrenamiento personal, si quiere abordar los mismos objetivos de media maratón.
A lo dicho, en un mes continuará el siguiente “culebrón”. Un abrazo muy fuerte a tod@s.

Posted in Sin categoría | Deja un comentario

Actualización negativa

En el artículo anterior hablaba de que el atletismo parece regirse de ecuaciones exactas, pues bien, de la misma forma que deberíamos estudiar lo entrenado en meses anteriores para aumentar paulatinamente nuestros kilómetros y series, también es INELUDIBLE tener en cuenta los descansos vacacionales o las semanas de bajo o nulo rendimiento en temporadas de, por ejemplo, procesos catarrales tan abundantes en estas fechas. Y todo ello para reducir, sí, he dicho REDUCIR nuestras sesiones de entrenamiento, tanto en calidad como en cantidad, en comparación con lo que veníamos haciendo antes del parón.

Como me ha ocurrido a mí en el último ¡mes y medio!, acatarrado, en el que apenas he podido trotar miserablemente algún día. Ahora que me encuentro mucho mejor, daba la impresión de que podría retomar la preparación como si no hubiera estado entre algodones tan largo tiempo, al fin y al cabo, tampoco es que antes estuviera en un estado magnífico de forma.
Sin embargo las matemáticas mandan, no se puede empezar de cero por el tercer escalón. Lo suyo es empezar por el primer escalón, y si nos vemos sueltos y fácil, acortar la estancia en este escalón, pero NO saltarlo a la torera como si el estado de forma se adquiriera por la magia del recuerdo.

Lamentablemente esto también afecta a la ilusión del calendario de carreras, el cual habrá que retrasar y adaptarlo a otras ilusiones más tardías, que al fin y al cabo, todo llega y todo pasa.
Sé muy bien como primer damnificado, que duele en el alma atrasar una y otra vez nuestras ansias competitivas, pero tampoco nos irá mal para todas nuestras facetas en la vida, acostumbrarnos a tener un poquito más de paciencia y dejar de ser unos puñeteros cascarrabias.

Al que haya pasado el invierno con salud de hierro, mi enhorabuena y espero que disfrute de las primeras competiciones anuales. Para quien haya sufrido gripes u otras enfermedades y lesiones, la misma receta de siempre PACIENCIA, tened en cuenta que si competimos más tarde, también podremos alargar la temporada hasta bien entrado el estío. El que no se consuela…

Un abrazo muy fuerte para tod@s.

Posted in Sin categoría | 4 comentarios
  • Quién está en línea

    No hay usuarios activos
Ir a la barra de herramientas