Pincha para ver cómo colaborar con ReDiles: publicidad útil o donaciones

Nuevo duelo en el medio maratón

Ya estoy otra vez dispuesto a quemar el asfalto. Medio maratón de Santoña, totalmente llano (esta vez no me la dan con queso), a nivel de mar (cualquier ventaja es buena aunque sólo sea psicológica), y mucho me temo que también aquí soplará ventolera, al menos en el tramo de costa. Pero bueno, no se puede tener todo, si no llueve y me sienta bien el desayuno daré al día un notable alto en condiciones externas.

En esta ocasión no pretendo estar en mejores condiciones que en la media de Burgos, al fin y al cabo sólo ha pasado un mes, evidentemente insuficiente para obtener beneficios notables. Pero no sólo de fuerza bruta corre el atleta, ahora tengo la clara ventaja de saber que tanto mi velocidad como mi resistencia son suficientes para atacar la hora quince con solvencia.
Mi talón de Aquiles ha resultado ser más bien mi insuficiente capacidad pulmonar. Ya comenté que al final de la carrera pasada resollaba cual fuelle oxidado, y de nada sirve mejorar en otros campos si no podemos surtir del suficiente oxígeno a la masa muscular. Es por ello que la única variación en mi entrenamiento estas dos últimas semanas, ha consistido en alargar un tanto mis sesiones aunque sólo fuera en el deporte alternativo, con la intención de que mis alvéolos den un poquito más de sí. Soy consciente de que en tan poco tiempo no hay músculo ni órgano que pueda mejorar mucho, pero convendréis conmigo que si en tan sólo un año he pasado unos míseros pulmones que no me permitían correr ni un kilómetro, a tener una capacidad pulmonar lo suficientemente poderosa como para como para correr “medias” a gran velocidad, es innegable que a pesar de tener 50 primaveras las mejoras pueden ser asombrosas.

Mis últimos entrenamientos se remiten por tanto a:

LUNES, descanso.
MARTES, 45′ de bici, 1,10 de fartlek (vueltas a un circuito de 2km con 4 cuestas largas).
MIÉRCOLES, 1h 30′ de bici con muchas aceleraciones.
JUEVES, lo mismo que el martes, o un 3 x 3000 a ritmo de 3’30” (aprox.)
VIERNES, descanso.
SÁBADO, 45′ de bici, 45′ de cuestas cortas y duras con poca recuperación (en tandas de 3 o 4)
DOMINGO, imitación a la competición 21km (con 5km en torno a los 3,40 seg/km) y unas 8 aceleraciones en cuesta al final.
En esta competición habrá un nivel más alto, así que espero poder correr en compañía la mayor parte de la carrera. Por supuesto esto puede ser una arma de doble filo si los ritmos del grupo son demasiado rápidos al principio de carrera, pero estaré atento a mi GPS, no vaya a ser que haga un magnífico 10.000 y un absoluto desastre el resto de la carrera (como nos suele ocurrir a gran parte de los populares). Aparte de mi particular pelea con el crono (esta vez atacaré la hora y 14 minutos), sé que mi lucha estará en vencer en mi categoría de veteranos, y continuar acumulando experiencia para otros ambiciosos logros a los que me remitiré después del verano. Veremos si soy capaz de demostrar que la vejez se puede atacar con los métodos adecuados, de la misma manera que ataco ya inmisericorde a los chavalillos veintenos.
Soy igualmente consciente de que me arriesgo a salir malparado en esta ambiciosa lucha, pero ya tengo asumido que tal vez haya de retirarme a mitad de la lid con la cabeza gacha. Mas si no me conozco mal, diría que no me acostaré ese día sin solicitar otra satisfacción a los múltiples duelistas de las batallas otoñales, ¡mientras me llegue para pagar unas zapatillas…!

Ahí queda rubricado el envite. Un abrazo muy fuerte para tod@s.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 Responses to Nuevo duelo en el medio maratón

  1. Pingback: Jorge

  2. Pingback: jesus

  3. Pingback: Ramón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Quién está en línea

    En este momento no hay usuarios online
Ir a la barra de herramientas