Pincha para ver cómo colaborar con ReDiles: publicidad útil o donaciones

El que la sigue….

¡Por fin! Ya he conseguido estrenarme este año, después de tres meses en el dique seco por culpa de un esguince y una alergia, este domingo participé en la preciosa subida a Etxauri de siete kilómetros. Conseguí además quedar en quinta posición a poco tiempo del vencedor, y subí al podium como primer veterano. Este gran resultado a pesar de los problemas pasados y el escaso entrenamiento, demuestra que esto de correr es más una cuestión de paciencia e inteligencia, que de pura fuerza bruta.

Después de tanto tiempo sin competir he saboreado con especial intensidad multitud de aspectos de la carrera, el reencuentro con viejos conocidos, el emocionante paso del calentamiento relajado a los nervios anteriores al pistoletazo de salida, la gozada de tirar del grupo de cabeza los dos primeros kilómetros, quince tíos resollándome en el cogote, buscar un ritmo adecuado sin cebarme con los que me superaban, controlar una buena respiración etc.

Incluso durante la carrera se hacen amigos, yo coincidí con un ciclista que se avino a quitarme viento lateral en una recta expuesta (¡pequeña picardía!), se ve que le caí en gracia y me acompañó animándome toda la subida, tras la carrera me lo encontré en tres ocasiones y las tres se lo agradecí. Más tarde vienen los saludos, enhorabuenas, comentarios, y por supuesto la visita ya más relajados a las cafeterías del pueblo, los aplausos en la entrega de premios, fotos, un magnífico lunch y las despedidas ¿Y todavía preguntan por qué nos gusta competir? Por una tercera parte de las vivencias de carrera ya merecería la pena acudir.

Aunque nunca se me ha pasado por la cabeza dejar de hacer deporte, incluso a mí me han entrado ganas de abandonar las competiciones en alguna ocasión, pero a pesar de que reconozco y acepto mi declive físico (la edad no perdona a nadie), las vivencias que se experimentan en las carreras son tan intensas y entrañables, que no me cabe la menor duda de que competiré mientras me sea posible.

Por supuesto que las carreras no son lo más importante de la vida, pero mientras se pueda ¿Por qué no disfrutarlas? Un saludo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a El que la sigue….

  1. Roberto says:

    Enhorabuena Cesar. Me alegro mucho de que por fin hayas podido volver a correr, y encima con ese buen resultado.

  2. Juani says:

    Me alegro mucho de que hayas podido disfrutar de nuevo de una carrera….¡enhorabuena y a seguir….hasta donde se pueda!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Quién está en línea

    No hay usuarios activos
Ir a la barra de herramientas